Jordi Adell | MODA
7722
single,single-post,postid-7722,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-2.9,wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4,vc_responsive
 

Blog

MODA

Editorial

Cambiar, adaptarse, buscar nuevas formas de acceder a un público cada vez más numeroso, más específico, más interesado en nuestra labor de comunicación. Nuevas oportunidades y pasos siempre ilusionados hacia una nueva etapa de nuestra publicación. Cambiamos de formato, de tamaño, colores y forma. Mantenemos nuestra idea de ser útiles en la constante provocación a la reflexión personal sobre los temas de fondo que interesan a los directivos. Directivos presentes y futuros.

 

Parte de nuestros lectores, lo son pensando en el futuro y en su propia formación para acceder a puestos de dirección. Se preguntan constantemente sobre las competencias necesarias para ser directivos (los que ya lo son, también se lo preguntan).

 

Nicolás Maquiavelo aconsejaba que no es necesario que un príncipe tenga todas las cualidades, pero conviene que parezca tenerlas. Hasta se atrevía a decir que, teniéndolas y practicándolas constantemente, le causan perjuicio; mientras que dándoselas de que las tiene, son provechosas.

 

Nuestra admiración por la obra de tan clarividente pensador no nos permite aconsejar a pies juntillas estas afirmaciones. Es cierto que se dan en la cruda realidad de nuestros días. Directivos con pocas cualidades con que de total quality se atreven a dar conferencias acerca de la comunicación interna, siempre están comunicando son inaccesibles, la política de puertas abiertas que pregonan contrasta con la actitud de sus empleados que entran libremente en su despacho pero arrodillados a suplicar cualquier autorización, el mercado de futuro que analizan les hace olvidar lo significativo del presente o viceversa. Y es que sigue contando, parece, la apariencia externa en definitiva la influencia de la moda en las fórmulas pasajeras del management que no son nada más que la aplicación actualizada de las máximas maquiavélicas.

 

No obstante algo queda tras tanto discurso. Algún sedimento, algún poso de sabiduría va cimentando los modos de comportamiento de la empresa del futuro. Pretendemos, querido lector, ser veraces con las aportaciones de nuestros colaboradores, ser algo más que afirmación aparente a nuestro cambio estético responde a algo más que a la moda. Esperamos seguir contando con su confianza.